9 de marzo de 2014

Colgantes Inicial/Árbol de la Vida




El concepto de Árbol de la vida como árbol de muchas ramas que ilustra la idea de la vida en la tierra, se ha utilizado en la ciencia, la religión, la filosofía, la mitología, y en otras áreas. El Árbol de la vida tallado, pintado, bordado o impreso ha existido desde el comienzo de la historia. El árbol representa una manifestación muy especial de las fuerzas naturales. Fue venerado en todas las culturas y en todos los tiempos, y desde siempre estuvo íntimamente relacionado con el destino de los hombres.

El árbol fue considerado como encarnación del principio vital,
[Ver mas información abajo*]




2iguales,
 con su colgante el Árbol de la Vida
 ha querido hacer un ‘recordatorio’ para dos personas, por una parte, 
para desearles vida eterna :)
 Y por otra… 
para que les ayude a no olvidar que:

 1º La vida eterna no tiene sentido si no hacemos aquello que está en nuestras manos para ser felices (idea que reflejamos en la figura del pájaro sin jaula).

   2º  Si no intentamos ser en todo momento nosotros mismos, sin dejarnos llevar/influenciar por nada ni nadie (inicial del nombre transferida en fimo + lazada con color favorito)
      




[*]
Por una parte porque a través de su ciclo de las estaciones del año representa el retorno de la regeneración, y por otra parte, los coníferos siempre verdes son una encarnación de los principios inagotables y eternos de la vida. Por ello se ha mantenido hasta hoy en día en algunos lugares el rito de plantar un árbol al nacimiento de un niño, el cual le transmite su vitalidad. Además, el árbol aparece en muchas mitologías como portador de inmortalidad, es la planta que puede aportar la vida eterna, como el “Soma” de los Vedas o el “Haoma” del Avesta, que a veces se ve representado como fuente o bebida divina. Los frutos del Árbol de la Inmortalidad o la planta o hierba que puede otorgarla son siempre difíciles de alcanzar. Suelen ser custodiados y protegidos por monstruos, como por ejemplo el Árbol de las Hespérides, o el Árbol de la Vida en el paraíso bíblico. Estos árboles se encuentran al final del mundo, o en el cielo, como el melocotonero P´an mou de los chinos, el cual ofrece los frutos de la inmortalidad, o en cualquier otro lugar inaccesible, como la Hierba de la Vida que Gilgamesh tiene que recoger del fondo del océano.

El simbolismo resulta claro: la inmortalidad es difícil de adquirir, y se encuentra concentrada en un árbol o Pozo de la Vida, que se halla en un lugar difícil de alcanzar. El árbol está custodiado por un monstruo, y la victoria sobre ese monstruo tiene un significado iniciático: el héroe tiene que abrirse camino, tras haber pedido consejo a los “seres correctos”, y tiene que pasar por pruebas a través de las cuales tendrá el derecho a la inmortalidad.

El árbol encama, pues, la vida eterna. De cualquier modo, es curioso constatar que hay árboles que viven más de mil años, y parecen prácticamente inmortales para los hombres.

1 comentario:

  1. mmmmmm.... porque será que me suena???
    Gracias guapa!!!!

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario... ¡que es gratis!